WASABI

Mestizo (Julio 2019)
Entrada a Prote: Agosto 2020

Esta es la historia de un perrete con el alma rota por completo. A quien el azar de la vida le arrebató la alegría y el deseo de relacionarse y vivir una vida como un perro normal y feliz.
Le tocó una primera etapa dura, nacer al lado de alguien que no le acompañó como guía ni como familia. Debido a eso, su historia es introspección pura y dura. Se encerró en si mismo, apagándose como la luz de una vela por dentro y por fuera.

Por el azar de la vida acaba llegando al refugio, donde los primeros días lo pasó muy mal. Seguía sin entender por qué la vida le trataba así, hasta que día tras día empieza a confiar más en la gente del refugio. Ha accedido a cogernos chuches y recibir mimos. Pero a la que la manipulación se vuelve invasiva, no sabe gestionar aún sus miedos.
Por ello necesita de una persona constante y paciente, que se comprometa con mantener su sonrisa, a cambio de mil alegrías a su lado.

Con otros perros se lleva bien, aunque tampoco se relaciona mucho. Es un poco borde con otros machos, pero ya está aprendiendo a convivir. Suele estar inmerso en su mundo, pero una vez salga de ahí, estamos convencidos que empezará a jugar con ellos.

Ya sale de su caseta donde se refugiaba en si mismo al llegar, empieza a querer los mimos y caricias de la gente… Aunque todavía no se fía del todo y le queda mucho trabajo por delante. Pues un corazón roto en mil pedazos no se reconstruye de la noche a la mañana.

Hemos conseguido recuperar el lamentable estado físico en el que llegó, y ya vemos muchos progresos con los voluntarios del refugio que se preocupan por él. Necesitará de muchos más mimos, caricias, paciencia y sobretodo amor.

Necesita alguien que le acompañe para siempre y que le enseñe lo bonita que puede ser la vida, lo bonito que puede ser confiar en alguien y ser compañeros para siempre.
¿Quizá seas tú su nuevo hogar, familia y refugio? 💗🏘️


# Adopta a WASABI y Salva Su Vida #

🐾 Apadrina a WASABI desde sólo 5€/mes 🐾

DutchEnglishFrenchGermanSpanish